miércoles, 26 de diciembre de 2012

Diario de juventud


Podría decir todas las cosas que nunca dije o podría callar todas las cosas que siempre quise decir.

Pero, qué importancia tiene eso ahora si ya no estás?

De qué sirve la libertad sin justicia?


martes, 11 de diciembre de 2012

Melodía de invierno

Cadaqués.

10 de diciembre de 2012.



Melodía de invierno
Campanario occipital
Trineos de risas
cerca del mar.


Me miras.
Bajo el toldo azul del "Boia",
las mismas sillas, 
las mismas tazas, 
los mismos vasos. 


Tu copa. 


Chirría en el aire, 
Judas,
el desastrado,
con su café de Colombia
cargado de gaitas.

El joven de las risas,
dispone su mirada seria 
cerca de mis labios.

Sístole de invierno
campanada cardiaca,
boca a boca.

Nos miran.

domingo, 25 de noviembre de 2012

CRZ




Qué podría decir de un escritor tan genial como Carlos Ruiz Zafón? que además es compositor?, que es uno de mis favoritos? o que, inequívocamente es mi favorito?.

No soy muy fiel, quiero decir, fuera del matrimonio o de los círculos afectivos fuertes y consolidados  como por ejemplo el de la verdadera amistad, aunque con menos también se vive. Normalmente me gusta variar de autores, de músicos, de pintores, de actores, de directores...de ropa y de calzado, incluso de estilo, así es que me cuesta decir que uno en concreto es, mi favorito. Cuando me gustan, repito y salgo a comprar su última novela, o la anterior a la última que leí, con lo cual, me fidelizo pero sin que sean exclusivos y únicos para mí. La exclusividad no debería existir en realidad en un mundo donde cada autor tiene algo que decirnos,  aunque sí pienso que debe haber un momento especial para cada historia. Otra cosa es que tenga tiempo para escuchar de todo.
Sin embargo hay algo para lo que sí necesito secuestrar tiempo y hacer de la inmortalidad mi rehén. Es la única ambición que me queda al final, cuando siento que muero, resulta que ambiciono la vida.

En la primera página de El juego del ángel, escribe bajo la lucidez que le caracteriza:  "un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo a su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio"

Qué pensáis del dulce veneno de la vanidad?



domingo, 18 de noviembre de 2012

Como una ola


El otro día el mar galopó una vez más sobre el asfalto. Se sacudió con ímpetu los reflejos de la monarquía autóctona, la de aquéllos paraísos fiscales. No muy lejos, en el grisáceo y tornasolado horizonte se debatían bajo las nubes, cuánticas fusiones entre borreguitos de mar y acreedores transatlánticos.

Su faceta masculina (el mar) y su faceta femenina (la mar), se manifestaron como poseídos  sin remedio al unisono en forma de picantes tirabuzones de espuma y sal.
Consciente e irritado de sus clásicos azules, solicitó la inquisidora piel del bogavante rojo, avergonzado de tanto cristalino finlandés y alemán posado sobre sus archiespañolas leyendas de barquitos de papel venidos a más para total, naufragar con delirio.
O de esas otras leyendas, no menos pasionales...la de los arrecifes de ladrillos que fueron vilmente traspasados por el tiburón de los mares de Spielberg y en la que no faltaron tras de sí, miles de mutilados que ahora constan, en las listas donde la espera es sideralmente negra.
Ola a ola, inundó las calles de bogavantes rojos, humillados por la justicia que aplican los piratas de atuendos aristocráticos al propinar tan descabellados trasquilones en la educación de sus marineros, en el progreso de los navíos que, de tanto en tanto, sus hélices quirúrgicas ha de menester cuando la sal corrosiona en exceso la vida del bogavante rojo y la de los pensionistas, los lobos del mar, abocados a desvirtuar sus vidas sobre el miserable y triste vaivén de una muerte en patera, después de todo...

Indolente, se vació sobre el asfalto, aún sabiendo, aún conociendo de otras veces que, donde no hay pirata no manda marinero.


Como una ola.

Pienso en el fastidio de los bogavantes, aunque aquel día trabajé pero no como todos los días. Son tiempos extraños en los que nuestras voces quedan extraviadas, aturdidas por el peso de la realidad, la incertidumbre y la desconfianza. Demasiados intereses en todo.

lunes, 29 de octubre de 2012

Lo Imposible

Entre esta cálida imagen

                                                                    y estas otras...

                                                                 




                                                                pasó Lo Imposible.

Dicen que la historia de todos aquellos que perdieron la vida engullidos por el devastador tsunami, ocurrido en Tailandia, el 26 de diciembre de 2006, no queda suficientemente reflejada en la cinta que J.A. Bayona ha lanzado al séptimo arte.


                                                                              Lucas

Y,  puede que estén en lo cierto, puesto que no se mencionan a las víctimas ni al principio, ni al final de la cinta. Creo que el filme no ha pretendido ser un homenaje a esas víctimas. En Lo Imposible, lo que vemos, es la historia de un milagro.

Es una historia estremecedora en la que  para mí fue inevitable no pensar en la suerte. En su faceta caprichosa a la hora de elegir quién será tocado por ella o,  en su faceta más despótica a la hora de arrojar a todos los demás fuera de su gracia. Aquí lo milagroso, es que la suerte como instrumento  coincide en salvar a cinco miembros de la misma familia y aunque los más escépticos, puedan poner en duda la existencia de la suerte y sus dotes caprichosas, no puedo dejar de pensar, que esto va más allá de una simple casualidad del destino. Estos milagros, siempre han corroborado de alguna forma, que las personas parecemos estar predestinadas y que la suerte actúa únicamente como instrumento para favorecer o desfavorecer tal resultado. Cinco personas de la misma familia se salvaron estando igual de expuestas al tsunami, que las otras personas que compartían en ese instante catastrófico los exteriores del complejo hotelero inundado, avasallado, exterminado de repente, por un fenómeno de la naturaleza.

A falta de explicaciones más científicas podemos seguir creyendo en lo que nuestros ojos han visto y calificar el suceso familiar post-tsunami de milagro,  porque las escenas del terrible oleaje, son tan demoledoras, tan agobiantes, tan sufridas por el espectador desde su objetiva butaca, que me parece loable calificarlo  de auténtico Milagro.

Es impresionante que alguien haya podido resistir toda esa fuerza sobrehumana sin sucumbir al primer embiste de ola, ola que no es ola como tú y como yo entendemos, es algo inaudito, es una masa de agua descomunal despistadamente lanzada por las entrañas de un Dios soberanamente incuestionable a una presión, capaz de reventar edificios, muros, árboles perfectamente enraizados, en fin, todo lo que esté a su alcance.

Cómo no pensar, en todos los que perdieron la vida y en todas aquellas personas que sobrevivieron y a pesar del horror, del pánico, de la desolación, del shock mental, del daño físico, no quisieron apartarse de aquel complejo hotelero con la esperanza, con la desesperación de encontrar a sus seres más queridos...es terrible, es como una pesadilla interminable para esas personas no predestinadas a sobrevivir o a morir juntos,  y es que en un minuto,  el milagro de la vida  puede desvanecerse para siempre delante de nuestros ojos.


Lucas (Tom Holland)  me ha contado que un aspirante a valiente, necesita sentir miedo.  Es un niño  que tuvo que crecer apresuradamente en cuestión de horas, días, en contra de la naturaleza....si lo sigues de cerca, gestionará tus emociones hacía un lugar en el que necesitarás reencontrarte con los valientes brazos de tu padre.


María (Naomi Watts), en sus horas bajas, me ha contado que un ser humano adulto nunca llega a perder la vulnerabilidad de cuando era un bebé.

A los dos hermanos pequeños, a uno agradecerle que tuviera pis en un momento crucial, al otro le agradezco que cuidara de su hermano más pequeño tal como le prometió a su padre.



Al padre (Eward McGregor), creo que el destino le encomendó moralmente la peor parte cuando tiene que tomar la decisión de dejar a sus hijos más pequeños, demasiado pequeños, en las montañas a cargo de unas personas completamente desconocidas que además están en situación de shock y pánico, para ir a buscar a su mujer, María, y a su hijo mayor, Lucas. No me parece criticable su actitud en un momento en el que él no sabía si su mujer y su hijo mayor estaban juntos o separados, vivos  muertos o moribundos bajo los escombros, él lo que sí sabía es que los dos pequeños, estaban vivos.

La interpretación, los personajes son muy creíbles, los vives intensamente, la puesta en escena del tsunami impresionante y lo que lamento, lo que creo que martiriza la película son los diálogos, en algunos momentos pésimos, y la necesidad artificial, cargante, de sobre atormentar a un público que es suficientemente sensible, humano, traspasable, hay escenas que para mí están ahí, con la única intención de hacernos sufrir gratuitamente, este detalle, es capaz de destrozar una película basada en un hecho real para convertirla en algo que se me escapa de la realidad, por favor! esos planos en los que ves al padre pasar un minuto antes por el mismo sitio que pasará su hijo un minuto después, para no encontrarse!, me parece digno de una película de asesinatos, de cornudos apunto de saber que lo son, el suspense aquí es demoledor, es inhumano con el público que es padre, que es madre, que es hijo, hermano, persona....yo no soy una experta en cine, pero esto desde un punto de vista cinéfilo es destrozar una historia con el único fin de hacer sufrir a un público que no es insensible, en la que los actores protagonistas ponen interpretativamente las cosas en su sitio, en la que su nivel de trabajo es brillante por la humanidad que transmiten...en fin, que las cámaras deberían ser lo más parecidas al ojo humano, a ese par de ojos que no necesitan los martirios de un director de cine inseguro de la historia que a todos nos ha traspasado, que nos ha hecho llorar de emoción y estremecernos de miedo. Si la has visto, seguro que este punto, justamente en ese punto, te fastidia tanto como a mí, con lo magistralmente que trató el momento tsunami, las vivencias de Lucas, de María....hay un espacio impreciso ahora mismo para mí recordarlo, en la que el director exprime la historia, de manera que el zumo, ya no es zumo, es otra cosa.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Me das fuego?



El futuro nunca me ha preocupado tanto como ahora.

Intuyo que van a tener que cambiarme el pasaporte y el DNI y, por si fuera poco, mis amigos malagueños, sorianos, sevillanos, madrileños y asturianos, pasarán a ser mis amigos extranjeros...de momento, alguno ya me ha llamado para decirme "a cobro revertido guiri" el muy resalao...

Y qué pasará con los funcionarios del Estado Español, jueces, notarios...? seguirán teniendo plaza en Catalunya?. Desde otros puestos, Lara ha advertido de que sacará el Grupo Planeta de Catalunya si ésta se independiza.

Creo que algunos, vamos a perder algo de identidad  porque esto que llaman independencia, entraña una auténtica metamorfosis mental mapa-física-espiritual, de entrada yo, ya no soy ni siquiera la misma chica, ahora para los demagogos soy una catalana egoísta, insolidaria y desleal.

Claro que esto es una inmundicia al lado de la inconmesurable gestión del Gobierno y de sus singulares intereses...dejemos las cosas claras, esta situación era perfectamente evitable, al Sr. Rajoy no le ha interesado calmar a Mas, para qué?

Tal vez debería fumarme un purito por la sexta Avenida de NY con el fin de poder encajar esto de una forma Mas Federal.

martes, 25 de septiembre de 2012

Se querían


                                   

Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.

Se querían como las flores a las espinas hondas,
a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
cuando los rostros giran melancólicamente,
giralunas que giran recibiendo aquel beso.

Se querían de noche, cuando los perros hondos
laten bajo la tierra y los valles se estiran
como lomos arcaicos que se sienten repasados:
caricia, seda, mano, luna que llega y toca.

Se querían de amor entre la madrugada,
entre las duras piedras cerradas de la noche,
duras como los cuerpos helados por las horas,
duras como los besos de diente a diente solo.

Se querían de día, playa que va creciendo,
ondas que por los pies acarician los muslos,
cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
Se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.

Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
mar altísimo y joven, intimidad extensa,
soledad de lo vivo, horizontes remotos
ligados como cuerpos en soledad cantando.

Amando. 
Se querían como la luna lúcida,
como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
dulce eclipse de agua, 
mejilla oscurecida,
donde los peces rojos van y vienen sin música.
Día y noche, 
ponientes, 
madrugadas, 
espacios,ondas nuevas, 
antiguas, 
fugitivas, 
perpetuas,
mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal, metal, 
música, 
labio,
 silencio, 
vegetal,
mundo,
quietud, 
su forma. 


Se querían, sabedlo.



Vicente Aleixandre -Nombre Escondido- (Antología esencial 1928-1984)





lunes, 24 de septiembre de 2012

Oda a la Vida!


"Oda a la Vida" es un fantástico y trepidante trabajo de luces, imágenes y sonido que ha llegado a Barcelona desde Montreal con la firma de Moment Factory.
Contemplar la Sagrada Familia entre el modernismo y la modernidad es una simbiosis tan maravillosa y fantástica que no ha dejado a nadie fuera del limbo. A unos, porque nos parecía un sueño, hasta ahora inimaginable, ver el proyecto de Gaudí cobrar vida a todo color y, en una nueva dimensión! en la que todo es, una ilusión óptica y fastuosa...sí, pero también real, tan absolutamente real y sensacional como mágica.

Conocer de antemano algunos de los detalles, florituras, símbolos, motivos y experiencias bíblicas que el arquitecto Gaudí plasmó en los planos de la fachada del nacimiento, es una sapienza que hay que refrescar de la memoria o rescatar de los libros para poder ser conscientes de hasta qué punto, los creativos de Moment Factory, han estado soberbios e impresionantes con el tema. "Oda a la vida", es una composición poética de luz y de color en la que se pretende exaltar la creación del hombre, de la naturaleza y de la vida.

Por otra parte, no podemos obviar que estas imágenes están solapadas, superpuestas, encima de la fachada del nacimiento que Gaudí, dedicó al nacimiento de Jesús y que dividió, en tres pórticos, dedicados a la Esperanza, a la Fe, y a la Caridad.

Encima del nacimiento, la Estrella de Belén y sobre unos pedestales la imágen del Arcángel haciendo la Anunciación a la Vírgen, tampoco podemos obviar que el ciprés con palomas blancas es símbolo de pureza, ni que las escenas acuáticas representan la huída de la Sagrada Familia de Egipto, ni las rosas silvestres sin espinas siguiendo el ejemplo de, San Francisco de Asís, ni la puerta de la caridad decorada con hiedras como símbolo de obediencia...o las flores de calabaza, que simbolizan el matrimonio, y todo ello y más, en una explosión de color pétreo humano, pétreo silvestre, pétreo animal, vivo.

Todas las escenas pueden interpretarse de una forma laica o católica, dos maneras de fantasear sobre la creación de la vida, sencillamente fantástico y esperemos que no sea irrepetible. Ojalá las Odas a la Vida se prodiguen por todas las ciudades y pueblos, aldeas, caminos, despachos, vías de tren, hospitales, residencias geriátricas, escuelas y universidades, carreteras, cielos y tierras, que lo preñen todo de colorista grandeza!



domingo, 23 de septiembre de 2012

Tres, dos, uno...Otoño!!

Para las dos propuestas han hecho falta un par de manzanas.
No voy a cometer el desacato.
Yo, voy a morder para saborearlas...




Y tú? :D

miércoles, 15 de agosto de 2012

GRISES

Cuando íbamos al colegio cada mañana y al regresar después a casa, pasábamos por delante de un instituto que ocupaba la mitad de una manzana. En una de las estudiantiles fachadas del edificio, un día, entreventanas pintaron un grafitti en negros, grises y blancos.
Las formas que componían el grafitti se colaban cada mañana por mis infantiles pupilas sin apenas trascendencia, me resultaban extrañas e inentendibles, abstractas y en cierto modo vacías aunque despertaban en mí una cierta curiosidad. Pocos años después, en una clase de historia y ya con la mirada de una adolescente precoz pero no por ello distraída de las clases, el profesor Berastegui, pipa en mano, nos hizo abrir el libro por una página convenientemente ilustrada.



Mientras Berastegui nos explicaba el contexto histórico y social de aquél 26 de abril de 1937 ocurrido en Guernica, la gama de negros, grises y blancos del graffiti alcanzaron significativas formas en mi mente, terroríficas, incendiarias, pacíficas, humanitarias, supongo que residualmente, el efecto conseguido podría ser equiparable a escuchar Imagine de John Lennon.
Berastegui, era un buen profesor, de mirada aguda, de ferviente oratoria, casi sudaba cuando nos decía: son las caras de las víctimas inocentes cometidas por el cruel bombardeo alemán en pleno desarrollo de la Guerra Civil española que enfrentó el gobierno de la República con el ejército de Franco...

Mientras los soviéticos de Stalin ayudaron a la República, Franco obtuvo ayuda material y humana que no humanitaria, de la Italia de Mussolini y de la Alemania de Hitler. La aviación alemana emprendió una cruel iniciativa y "sin avisar" a Franco, los aviones Junker alemanes de la Luftwaffe realizaron un bombardeo-alfombra contra la desprotegida Guernika.

La razón del ataque no podía ser la existencia de depósitos de armas, ni de cuarteles o tropas, ni de objetivos estratégicos ni que la villa fuese un nudo de comunicaciones. Y es que GuerniKa carecía de cualquier importancia militar o estratégica.
La razón del ataque militar por lo visto no fue otro que probar en fuego real los nuevos aviones y su armamento ante el avecinamiento de la Segunda Guerra Mundial.



Para explicar lo inexplicable, Franco en una delirante declaración, culpó a los republicanos que así habrían conseguido una excusa bombardeando una ciudad de su zona para poder acusar a los nacionalistas de Franco. En Guernica había iglesias sí, conventos, todo lo que la República estaba interesada en incendiar pero los aviones eran alemanes.
Toda la prensa mundial "informó" de lo acontecido en Guernica y cuando no lo hacían, especulaban... Pablo Picasso estaba entonces en París y leía los periódicos, si os fijáis su obra tiene un punto de sutileza sensacionalista y especulativa conseguida con las tonalidades grises, blancas y negras que perfeccionan el papel de periódico.



La composición del cuadro nos evoca una sonoridad a diferentes escalas auditivas, los personajes gritan, gesticulan mientras mueren bajo las bombas que con todo acaban. Una característica que el autor utiliza con frecuencia es la representación simultánea de varios planos en los rostros, como si los viésemos a la vez de frente y de perfil, de ahí un ojo diferente del otro, produciendo una visión globalizadora que junto al periódico hace que la obra sea entendida en tiempo real desde la piel civil de Guernica y como un corresponsal de prensa desde Guernica para París...

La denuncia de la violencia siempre es ruído intemporal en el mundo, ha sido siempre utilizada como un canto contra la sinrazón contra la destrucción y la muerte. Picasso pinta a las cuatro mujeres en actitudes desesperadas, son la población civil indefensa, pero también destaca al militar caído en la defensa y a los animales, ajenos a la locura humana, inconscientes de la barbarie.




sábado, 11 de agosto de 2012

Speranze di Liberta

En qué piensan las estatuas cuando el contraluz enmudece la rúbrica del escultor?


Qué peregrina entre élla y el contraluz de un Miguel Ángel borrado de los libros de arte e historia?. Qué nos contaran las estatuas cuando las contemplemos sin prejuicios, cuando seamos capaces de olvidar su nombre?



En qué pensaremos cuando sus pupilas tengan forma de corazón?





Qué sucederá cuando la ignorancia nos permita hallar algo que jamás se ha escrito?

lunes, 6 de agosto de 2012

Bonnie and Clyde

Os acordáis de Clint Eastwod en Million Dollar Baby?



Tenía algo.

Tal vez la hostilidad sellada en su mirada de tantos golpes recibidos en el ring. Sí, eso tal vez  explicaría por qué hay hombres que no saben realmente quienes son hasta que el vaho de la ducha no empaña por completo sus rostros en el espejo porque realmente, hasta que esto no sucede, no dejan de autodestruir lo que hasta ahora veían reflejado. Ese interés por devaluar lo que uno es interiormente, puede delatar una hostilidad que termina siendo la protagonista de la desdicha que los envuelve. Hay algo intenso, muy intenso que tal vez uno tenga que admitir de sí mismo y en esa aceptación comienza el camino.

Hace algún tiempo  me crucé con una mujer que escondía el rostro tras unas gafas oscuras debajo de los fluorescentes del supermercado. Las gafas de sol, siempre he pensado que sirven para reconfortar la mirada bajo una luz excesivamente molesta, para ocultar unas ojeras después de una juerga intempestiva o para que nadie se cuele a través de tus ojos hasta el fondo de tu alma, así que en realidad fue su pose acongojada y asustadiza lo que me llamó la atención y el gesto repetitivo con el pelo intentando ocultar lo que sus gafas no lograron que me pasara totalmente desapercibido.

Ella me siguió y se acercó hasta que mi bolso se rozó con el suyo.

El moratón tenía mal aspecto y por el color parecía reciente, de un día o dos.

Intenté hallar un instante más cordial entre nosotras que lograra tranquilizarme a mí y a ella...
Has probado los tomatitos cherry abiertos por la mitad después de pasarlos por la paella y espolvorearlos por encima con queso parmesano?

No, me indicó con una leve sonrisa.

Estás bien? continué...

Pero entonces ella arrancó el paso hasta un lugar del colmado donde podía ver la calle tras las cristaleras, el hombre que ella miraba cada tres o cuatro pasos era un individuo que charlaba con alguien a través de su móvil, la intución me hizo retirar la mirada o fue el miedo o tal vez el malestar que me provocaba ver al tío que la atemorizaba cada día de su vida, quizás también la preocupación que me despertaba aquella mujer buscando mi cercanía sin esbozar apenas ningún sonido auditivamente tangible.

Y mientras me subsanaba el temple entonces de repente el individuo de la calle dejó de conversar por el móvil y con gesto marcial le señaló a ella su reloj de muñeca con cara de pocos amigos, un gesto que ella acató sin pausa.

Espera! quieres que nos tomemos un café un día de estos, vives cerca?

Sí me gustaría, pero no, no, mejor no.

Su voz era como un hilo de seda frágil y a pesar de su miedo y sus negativas sentí en su gesto la necesidad de envolverme, de retenerme.

Le dí mi dirección sin papel y su respuesta no me tranquilizaba...
No necesito tu ayuda, mi marido se altera con frecuencia pero después es bueno.

Tú también eres buena. No dejes que te pegue.

Olvídame, y no digas nada porque lo negaré todo, esto me lo hice un día que iba bebida ya no me acuerdo cómo...

Su tono ahora era de lija y sus palabras lograron retraerme.
Perdona...siento haberte molestado...de repente me entró una vergüenza brutal.

Pasaron los días y el timbre de mi casa no fue pulsado por sus dedos temerosos, tampoco sucedió al cabo de unos meses.

Hay amores que al encontrarse suman un total de dos fugitivos, aquella Bonnie no parecía tener a un Clyde en su vida aunque en algún momento del día a ella, le pareciese que sí, que podía serlo...



domingo, 29 de julio de 2012

Buscando a Lionel.



Son pocos los argumentos que podrían justificar la existencia de los zoológicos.
Hace unas semanas mi sobrino me pidió que lo llevara al zoo. Le encantan los animales y los mira fascinado, se dirige a ellos espontáneamente buscando el sentido de sus vidas, intentando hallar las diferencias y semblanzas entre el rugido de un león y el rugido que él emula jugueteando detrás de las vallas. Miro a J. e intento situarme en su inopia, no seas aguafiestas me dije, intenta sorprenderte de lo que ya no te sorprendes, la realidad era más que evidente porque el único que allí rugía con carita aleonada era J.

Por qué tienen todos tanto sueño?.

Porque están cansados, acaban de regresar de la selva, sus garras de leopardo han trepado por muchos árboles y sus patas de pantera han hecho muchísimos kilómetros para llegar hasta aquí, están exhaustos...a pesar de la comedia creo que se notaba que mis molestias iban en auge porque ahora, encima, tenía que mentirle a cada paso.

Vimos el lento deambular de unas patas de jirafa, sus cuellos infinitos soportando sus instintos más que monótonos. J. se creía todas las fantasías que le iba soltando. Se detuvo enfrente de los hipopótamos que primero avistamos de lejos y que yo confundí con las rocas y de hecho, si no fuera por el hedor que en ese sector se respiraba era como estar, enfrente de un rocódromo... Los chimpancés y los gorilas completamente hastiados se habían lanzado definitivamente al aburrido bostezo, allí sentados, encima de sus coxis callosos, nos miraron con un pasotismo muy rebelador, como si nosotros, no viniésemos del mono!

Paso a paso, escuchaba mis pasos impactados sobre el pavimento gris presidiario, retumbando en mi conciencia cada vez más amaderados, de seguir a ese ritmo pronto mi nariz empezaría a crecer apinochadamente sin remedio...aguanté el tipo hasta que J. vió repetir el numerito de los delfines con la triste nómina de un par de sardinas y luego, como todavía no tuvo bastante quiso comprobar que sin un hindú con su obóe las serpientes no se desenroscan, un circuito acalorado de dos horas y media dando vueltas carcelarias con la única compensación de ver la  alegría en su rostro cada vez que identificaba a un animal que aparecía en sus cuentos...con la cantidad de especies que vuelan encima del Delta de l'Ebre o en los Aguamolls de l'Ampurdà!...con las manadas de jabalíes que cruzan esquivando los tiros de los cazadores en los bosques de casa! con la detectivesca mirada del búho acechando la roedora madrugada, con los brincos alegres del bambi cruzando lo humano del camino, con el concierto de grillos y cigarras en las noches de verano acompasados por el croar soprano de las ranas...y, tú y yo, aquí! en medio de la esclavitud más  salvaje, no me compensa aquí tu mirada, no me compensa la injusticia que intento maquillarte, no encuentro razones que justifiquen su cautiverio, no entiendo qué hacemos aquí la verdad...volvámos a casa!

Corramos tras el aleteo de las mariposas, esperemos la verde noche de las luciérnagas, cansémonos con el esfuerzo de las hormigas, construyámos un nido al pajarito que cayó de su nido y sintámos la libertad de su madre colmada de esclavitud afectiva cuando vaya a por él y lo pueda devolver a su nido. J. volvámos al paraíso!

viernes, 20 de julio de 2012

Más vale pájaro en mano...

A Richard Stoltzman,


La semana pasada el pc de casa estalló. No sé si alguna vez habéis tenido el placer de estar al lado de una fuente de alimentación cuando le dá por estallar así, en plan pirotécnico...
...bueno pues si no lo habéis experimentado lo del placer es pura ironía, "una fuente de alimentación" se alimenta de energía y cuando se cruza,  precisamente porque es una fuente no la retiene, pensad en ello, porque hay mucha gente que se instala la torre en la parte interna de la mesa dejando las piernas expuestas al susceptible derroche de energía y, es raro que se incendie, pero el severo estruendo y el haz lumínico que desprende sin prévio aviso os aseguro que pone en vilo a cientos de neuronas que empatizan con los reflejos de las piernas y claro, yo con simpatía las levanté de ipsofacto lisiándome las rodillas con el soporte metálico para el teclado que cuelga del reverso de la mesa, de la manera más insospechada por ridícula.

El incidente doméstico me propuso unas detalladas reflexiones y es que si mi silla, sin ruedas, hubiese tenido ruedas,  el conjunto de neuronas no hubiesen dominado las piernas hacia arriba sino que hubiesen activado el impulso de mis piernas hacia atrás permitiendo emigrar  con el desliz rodado que requería semejante estruendo verbenero, tres ruedas, sólo tres,  hubiesen bastado para censurar tanta simpatía refleja contra el soporte metálico.

Pensaba esto mientras dos bolsas de hielo en sendas articulaciones obraban maravillas en escasos minutos; luego desenchufé la torre de la toma de la pared, sí, ya era tarde, muy tarde, lo sé, pero es que las rodillas son las rodillas y el pc,  aunque ahora me interesara rescatar algo de trabajo chamuscado (?) (!!) (:C) antes, con los reflejos, me daba igual, vamos que si se hubiese incendiando la red eléctrica del pc quizás entonces hubiese hecho saltar los plomos desde el diferencial pero que así, después de la traca verbenera , yo, no lo toco a menos que quiera mirar, y eso es lo que quise claro, mirar...

En el cajón de las "chapuzas técnicas sin escrúpulos",  busqué un destornillador de esos pequeñitos de mango plateado y de finas puntas color gris misterio, necesito puntas de estrella... han de estar por aquí...y encontré alguna que no sé para qué servirá todavía, con la puntita redonda...los habréis visto en la tienda de algún relojero, bueno pues destornillé con éxito pero sin mérito alguno por mi parte los tornillitos de la torre con la intención de rescatar algo y mientras lo hacía, me cuestionaba el por qué en los momentos pésimos siempre tiro empecinada a creer que existen los milagros cuando jamás, he testimoniado ninguno y,  aunque tengo observado que esto,  en el fondo,  fastidia mucho más los momentos pésimos, rozando el fanatismo místico retiré minuciosamente la tapa del pc y comprobé una vez más que los datos, el trabajo de no sé cuántas tardes dominicales, no desprendía misericordia alguna, todo lo que lindaba con la fuente de alimentación quedó, vilmente chamuscado, menos mal que toda chica que no ha visto milagros sabe lo que es un pendrive y sabe también que el milagro más intelectualmente humano hubiera sido precisamente, haber guardado allí, algún dato cuando todo funcionaba con normalidad...no cayó esa breva entre otras cosas porque el antivirus creí que era lo que debía tener súper actualizado...cómo iba a imaginar que un pc estallaría como un petardo de San Juan.

Así que me dí una ducha tonta, tonta porque debajo de aquella lluvia de lavanda que relaja pensaba que quizás me daría tiempo de llegar al Media Markt,  comprar una torre y comenzar a trabajar cuanto antes y, eso hice. Entré en el folleto real del yo no soy tonto y una vez más, in situ, pude comprobar que lo que sale en los folletos cuando yo llego, ya está agotado o,  en peligro de extinción a la espera de que les entre otro pedido en los próximos diez días. Diez días!!! en definitiva,  siempre salgo de allí, sin saber cúal de las dos respuestas abnegadas de nula oferta me hacen creer que lo mío no es tontura sino gafismo...en fin...

Miré la jaula comercial y señalé uno tras una serie de absurdas comparativas que encarecían el suceso petardístico de manera fantasmal...fantasmal porque quién para terminar trabajo del despacho en casa,  va a saturar las gigas de los pc's que hay en el mercado? no me diréis que no es laboralmente, fotográficamente y lúdicamente impensable.

Así que pille uno para terminar escritos y contar historias cortas, ultrasilencioso y con la fuente de alimentación con la garantía de estar en su sano juicio y me fuí a casa.

Fue conectarlo, ver el nuevo windows...darle al play y                                                               

volver a inspirarme!!!




Volaaaaaaaaaaaaaaaaaaar!!!



Planear...

Regresar...                                                                                         

Creer....

Imaginar lo inimaginable...

Sentir...

Proyectar...

Fragmentar...



             Equilibrar                           

Descubrir....


A mar...


Sorprenderme...


  Inmortalizar...

domingo, 6 de mayo de 2012

Apuntes de Filo

A veces me pregunto, qué seríamos sino tuviéramos aquello que nos capacita para sentir placer. Independientemente de nuestros gustos, de nuestra filosofía de vida, de nuestra fe o religión,  todos necesitamos experimentar diferentes grados de placer y éstos, no siempre serán parecidos, necesitados, deseados, conseguidos ni guiados de igual forma respecto a los prójimos. Epicuro de Samos que era clarísimamente un antimasoquista de la leche, apuntó a los egocéntricos cirenaicos y durante siete siglos de historia, al resto de los mortales, que "el placer, es la ausencia de dolor". Esto que parece tan simple, llevado a la práctica en realidad no lo era tanto, puesto que conllevaba el virtuoso trabajo de hacer desaparecer el dolor, dolor humano implícito con el sufrimiento o con alguna aflicción, por tanto, los epicureístas no materializaban el placer exclusivamente con la satisfacción instigada por la excitación que conlleva completar un deseo o una necesidad sexual, sino que en su filosofía, el producto se multiplicaba, de manera que siendo algo más racionales, se podían experimentar diversas formas de placer.

Se me ocurre poner un ejemplo aplicando las filosóficas respuestas...

Persona con fuerte dolor de espalda.

Según la versión cirenaica del placer:  Esa persona pagará a alguien para que le de un masaje.

Según la versión epicureísta del placer: Recurrirá mentalmente al "no hay dolor", puesto que según epicuro hay que recurrir a la forma más económica de satisfacer deseos innaturales.

Conforme avanza la humanidad, es claro comprobar la ausencia de virtuosismo teniendo en cuenta, que la mayoría pagaría para que alguien le aliviara el dolor de espalda, aunque tal práctica, cargara la musculatura del masajista.

Dos siglos antes del veinte, algunos filósofos británicos propusieron una doctrina universal: el utilitarismo. Este comportamiento humano tiene como finalidad conseguir el placer con el bien social, se sustenta moralmente en la búsqueda de todo aquello que proporciona y favorece el bienestar de un mayor número de personas.

El dinero, el poder, la fama, el prestigio, y otros deseos que proporcionan placer porque colman deseos, en realidad según Epicuro, son deseos innecesarios e innaturales y los utilitaristas, los de ahora, los que tanto se jactan de estar a disposición de los demás y actúan siguiendo la doctrina de los filósofos ingleses, no veo yo que hayan  conseguido sino a través del dinero y del poder que tal doctrina sea realmente un placer pluralizado, es obvio que  en ausencia de estos instrumentos, la humanidad entera deja de gozar automáticamente.

Y esto es así, incluso para el ejemplo antes citado, en la versión utilitarista, al aplicarla, se suprimiría el dinero y se masajearía recíprocamente con el masajista. Sin embargo, algo me dice que no habría  una satisfacción plena y pluralizada, apuesto a que más de un cónyuge destrozaría de facto el utilitarismo colocando la maleta del cónyuge masajeado gratuitamente dentro de  un utilitario con rumbo perdido, precisamente porque al ser gratuito levantaría insanas sospechas de infidelidad. Es evidente que vivimos amalgamados al céntimo.

Realmente el pueblo tuvo que inventarse algo para estos grandes males,  "haz el bien y no mires a quien" no tiene el peso razonado de un filósofo griego pero no se me ocurre nada mejor.


martes, 24 de abril de 2012

Ophelia

                                                                  1958-Ophelia


Sus largos cabellos cobrizos languidecían en las silenciosas y tranquilas aguas del río. Su pecho flotaba en el cauce subyugando su alma marmórea y en sus pupilas, las nubes plomizas del cielo corrían los gloriosos escenarios azules donde su pensamiento se ausentaba en lo más remoto. Balanceó su aura en la cuna de la muerte, allí donde apenas se escuchaban los ecos de su existencia.

domingo, 12 de febrero de 2012

Puro éxtasis


Hoy me apetece compartir este vídeo con vosotros. Se trata de una disciplinada filigrana que no puedo dejar de escuchar una y otra vez...

Necesito gritar a los cuatro vientos que AMO A BACH obsesivamente!!

Y es que cuánto más la escucho...más, más y más necesito volver a escucharla.

No puedo escribir, no puedo pensar, incluso descuelgo el teléfono para que nada interrumpa este momentazo de éxtasis...

No será peligroso que me cepille los dientes poseída por semejante violonchelo diabólico?

martes, 7 de febrero de 2012

T.

Roma, 14 de junio de 1800, Napoleón vence a Austria en la batalla de Marengo.
A finales del siglo XVIII, Napoleón invadió el norte de Italia después de combatir con el ejército austríaco y llevó a ese país las ideas de la Revolución Francesa instaurando una república. Estas ideas se difundieron rápidamente por toda la península, incluso en los estados pontificios.
Cuando el ejército napoleónico marcha a Egipto, su ausencia es aprovechada por los austriacos y los realistas y se disuelven las repúblicas, restaurando las monarquías, tanto en el norte como en Roma los republicanos eran ferozmente perseguidos.
Mientras tanto, Napoleón vuelve a Francia, se declara emperador e inicia una nueva campaña en Italia enfrentándose al ejército austriaco en la batalla de Marengo, el 14 de junio de 1800.
Bonaparte resulta vencedor de esa batalla y Sardou narra una historia.



En su obra Tosca, Sardou hace un uso dramático de este hecho histórico. El conflicto en Italia entre los republicanos y los realistas toma cuerpo en la persecución de Angelotti y Cavaradossi, ambos de ideas liberales, por parte de Scarpia, que es instrumento de la autocracia realista.


Si bien Puccini descarta algunos elementos del subargumento histórico de la obra de Sardou para concentrarse en el melodrama mismo, el conflicto político es el disparador de la acción dramática de su ópera y se incluyen referencias al equívoco del resultado de la contienda, así como el brillante "Te Deum" del final del primer acto para conmemorar la supuesta derrota de Napoleón.
Tosca es un gran melodrama trágico, con un trasfondo histórico y político particular que sirve de pretexto para el desenlace de la acción. Los caracteres de los personajes están hábilmente delineados psicológicamente.
Es una historia de engaños y dudas. Nada parece honesto y directo; incluso el amor es perturbado por los celos. La tortura de Cavaradossi fuerza a Tosca a confesar, no a él mismo. Scarpia, el hombre más temido de Roma, es asesinado por una mujer dulce e inocente. Hasta los personajes secundarios como el sacristán y los guardias también actúan en forma deshonesta. El uso inadecuado de los objetos y las situaciones se utiliza sistemáticamente para crear una atmósfera asfixiante de duda y sospecha. Incluso algo tan definitivo como la ejecución de Mario resulta una "falsa simulación".
La obra comienza con la huida de la prisión de Angelotti, procónsul de la República de Roma, preso en el Castillo de Sant Angelo tras la caída de la República. Si bien es un personaje secundario, es el disparador de toda la trama.
El Barón Scarpia es el jefe de policía de Roma. Personaje siniestro y sádico, no va a dudar en hacer uso de su poder para su provecho personal y satisfacer su deseo.
Mario Cavaradossi es un pintor, amigo de Angelotti y amante de Tosca. Si bien no tiene una participación política activa, simpatiza con las ideas liberales. Cavaradossi es el instrumento de Scarpia para cumplir su doble objetivo de apresar a Angelotti y poseer a Tosca.
Tosca es una mujer cuya vida transcurre entre el arte y su amante Mario. Es sofisticada, con cierto aire de frivolidad y totalmente ajena a los acontecimientos políticos. Uno de los aspectos centrales de esta obra es la evolución que va sufriendo este personaje frágil, que envuelto en situaciones extremas jamás imaginadas alcanza el carácter de una verdadera heroína trágica.




Vissi d'arte, vissi d'amore,non feci mai male ad anima viva!...
Con man furtiva
quante miserie conobbi, aiutai...
Sempre con fe' sincera,
la mia preghiera
ai santi tabernacoli salì.
Sempre con fe' sincera
diedi fiori agli altar. Nell'ora del dolore

perché, perché Signore,
perché me ne rimuneri così?
Diedi gioielli
della Madonna al manto,
e diedi il canto agli astri,
al ciel, che ne ridean più belli.
Nell'ora del dolore, perché, perché Signore, perché
me ne rimuneri così?
non feci mai male ad anima viva!...
Con man furtiva
quante miserie conobbi, aiutai...
Sempre con fe' sincera,
la mia preghiera
ai santi tabernacoli salì.
Sempre con fe' sincera
diedi fiori agli altar.




Y brillaban las estrellas.

Y olía la tierra.

Chirriaba la puerta del huerto. 

Y unos pasos rozaban la arena. 

Entraba ella, fragante, 

caía entre mis brazos. 

Oh, dulces besos, oh, lánguidas caricias,

mientras yo, tembloroso, 

las bellas formas desataba de los velos. 

Se desvaneció para siempre mi sueño de amor. La hora ha pasado... 

¡Y muero desesperado! 

¡Y muero desesperado! 


¡Y jamás he amado tanto la vida!...
¡Tanto la vida!...


jueves, 26 de enero de 2012

El hábito no hace al monje

Según Isabel Guerra, sus vocaciones han corrido paralelas desde la adolescencia: fue una niña rebelde que quiso pintar y amar a Dios, busca al pintar... "la Belleza, la Luz, la Bondad, la Verdad y la Hermosura, con mayúsculas, de donde emana toda belleza entre nosotros. Cada cuadro tiene su propia historia, su vida, y en cada uno pone todo su corazón". 


Confío en tu palabra


Meditar tus maravillas


Visítame con tu alegría 

Tu dulzura con nosotros.

Saciar la sed de los humildes.

Sobre ti amanecerá su luz.


Busco en mi corazón el paso de tu brisa.

Seguridad en la esperanza.

Tú me sondeas y me conoces.

No creáis que la vida monástica la ha apartado de las preocupaciones terrenales, está convencida de que este mundo no puede gustarle a nadie, su obra contiene un mensaje de esperanza:


 “La belleza es posible, no todo está perdido”. 

Cuando estuve en Toledo pude contemplar dos de sus pinturas colgadas en una pequeña sala dentro de la Catedral. Reconocí su obra porque ya había oído hablar de la "monja que pinta" y lo primero que me vino a la mente fue ese refrán que dice "el hábito no hace al monje", por su doble vocación. Es autodidacta y sus cuadros ya se cotizan por encima de otros grandes profesionales. Siempre he creído que una monja debe retirarse un poco del mundo, allí en la mística, para ser capaz de transmitir mensajes no contaminados, tan necesarios y a la vez tan avasallados y derrotados en esta sociedad tan perfeccionista del miedo y contorsionista de "bondades".

Saliendo un poco del contexto cristiano y mirando únicamente el humano, es fácil ver en sus lienzos todos esos sueños perdidos.

Después de orar con los pinceles, los titula con mensajes cristianos y al leerlos comprendo que  aparentemente buscamos todas esas cosas en un semejante, tal vez reconocemos en éllas cierto anhelo al escucharlas o, tal vez es nostalgia de una bondad y simpleza transparente,  no todo está perdido... mientras que la inocencia se va y en su lugar se instala la astucia, la desconfianza, el miedo, la inseguridad,...podemos mirar dónde estamos, en una sociedad donde todo se parodia, donde todos los candeleros tiemblan tanto que las velas, la luz, el calor, se apaga. 

Luz, necesitamos luz, esa que se centra encima de las verdades y que no las ensombrece de impotencia.

Este es uno de los lienzos que hay en la Catedral de Toledo, allí es enorme o así me lo pareció cuando la serenidad se coló por unos instantes dentro de mi.



Quien ama irradia luz.