lunes, 12 de junio de 2017

Amistad





Estos días me estoy releyendo el blog y me doy cuenta que ha pasado mucho tiempo. Algunas cosas han cambiado, como mi lugar de trabajo o mi casa y, en esta metamorfosis, mis ideas y mis valores también han ido adquiriendo otra perspectiva. Tengo la suerte de tener amigos, la querencia de tenerlos, de conservarlos, y esto no es una cuestión de suerte, es una cuestión de afinidad, de cariño, de amor y en en no pocas ocasiones de admiración y creo que de intriga. El amigo verdadero siempre te colma de una cierta intriga, cada vez que se va y a medida que pasan los días esa intriga no se desvanece, al contrario, permanece hasta que lo vuelves a ver. Al amigo por tanto, se le piensa en su ausencia, es más bello para mi este sentimiento que pensar o decir te echo de menos.. El verdadero amigo está en ti, de tal forma, que no puedes echarlo de menos, si lo echas de menos es que no está plenamente ti. Quién nos enseñó a echar de menos?