Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

In-fiel

Hoy me apetece hablar de infidelidades en términos generales, sin hablar de mí. Intentaré no caer en tópicos, aunque siempre he pensado que los tópicos están para eso, para caer en ellos. Más o menos como las tentaciones que ahí están para caer en ellas, o no....
Tentación.
Sugerente palabra que va inmediatamente unida a otra más incendiaria: deseo. Ni que decir lo que se siente cuando ambas nos embargan acelerando los pulsos,  aumentando las temperaturas o atacando nuestra sed de boca y suscitando bestiales e irrefrenables apetitos carnales."La primavera" de Boticcelli se queda corta en esa explosión de sensaciones cuando el cuerpo y la mente renacen del más profundo letargo, cuando nuestra naturaleza parece despertar tras un frío y gangrenoso invierno matrimonial; ese invierno que se instala después de un otoño o tan siquiera sin pasar por él.
Es tan corpóreo y sensual  lo que se siente que para una Venus que cae en la más excitante de las tentaciones el famoso "Nacimien…

Del ponte Vecchio al misionero...

El domingo por la tarde, el Arno se mostraba así de cautivador. El agua y la luz con sus reflejos y sombras crearon una atmósfera paisajística completamente sugestiva. 










Captar el momento sutil y exacto y mostrar lo que sucede más allá de mi cuerpo y de mi mente es algo que se ha convertido en una actividad perceptible, creativa y placentera de mis viajes. Encontrar el ángulo sensual o el plano más genuino entre lo mágico y lo imperfecto, entre lo real y lo irreal, es tal vez lo que más me engancha del objetivo de una cámara. 
La belleza que nos seduce o que nos atrapa por unos instantes de un paisaje es tan efímera que puede incluso resultar intangible para nuestros sentidos. A menudo en mis viajes me encuentro con imágenes irrepetibles y me doy cuenta de que nuestra retina es tan fugaz como rápida, inmortalizar o capturar ese instante que se nos escapa es sin duda lo que más me satisface de una instantánea. Para mí es simplemente una cuestión de espontaneidad  capturar lo que se desvan…