Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Teoría de una conspiración

Si alguien alguna vez me preguntara de dónde pienso que viene el bien y el mal, no diría que de Dios, que ya es sabido; por inconformismo más que por originalidad, buscaría la responsabilidad del bien y del mal en nosotros mismos, en nuestra propia naturaleza. De entrada se me ocurre que respiramos oxígeno (aire bueno) y lo transformamos en anhídrido carbónico (aire malo) y para más enjundia, lo expulsamos.
De todo este aire malo que circula por la atmósfera a nadie se le ocurre hacer así, por las buenas y valga la redundancia, algo bueno. Nadie ha sido capaz de inventar por ejemplo, un coche que circule con anhídrido carbónico y lo transforme durante la combustión en oxígeno: aire bueno que iría del tubo de escape a la atmósfera.
Este hipotético y os avanzo, experimento fallido por imposible,  de ser viable, generaría una cadena de bondades humanas, enfocadas a  preservar la vida y sobre todo la salud ambiental y por ende social, pero amigos, ocurre lo contrario, ocurre que con el p…