martes, 7 de febrero de 2012

T.

Roma, 14 de junio de 1800, Napoleón vence a Austria en la batalla de Marengo.
A finales del siglo XVIII, Napoleón invadió el norte de Italia después de combatir con el ejército austríaco y llevó a ese país las ideas de la Revolución Francesa instaurando una república. Estas ideas se difundieron rápidamente por toda la península, incluso en los estados pontificios.
Cuando el ejército napoleónico marcha a Egipto, su ausencia es aprovechada por los austriacos y los realistas y se disuelven las repúblicas, restaurando las monarquías, tanto en el norte como en Roma los republicanos eran ferozmente perseguidos.
Mientras tanto, Napoleón vuelve a Francia, se declara emperador e inicia una nueva campaña en Italia enfrentándose al ejército austriaco en la batalla de Marengo, el 14 de junio de 1800.
Bonaparte resulta vencedor de esa batalla y Sardou narra una historia.



En su obra Tosca, Sardou hace un uso dramático de este hecho histórico. El conflicto en Italia entre los republicanos y los realistas toma cuerpo en la persecución de Angelotti y Cavaradossi, ambos de ideas liberales, por parte de Scarpia, que es instrumento de la autocracia realista.


Si bien Puccini descarta algunos elementos del subargumento histórico de la obra de Sardou para concentrarse en el melodrama mismo, el conflicto político es el disparador de la acción dramática de su ópera y se incluyen referencias al equívoco del resultado de la contienda, así como el brillante "Te Deum" del final del primer acto para conmemorar la supuesta derrota de Napoleón.
Tosca es un gran melodrama trágico, con un trasfondo histórico y político particular que sirve de pretexto para el desenlace de la acción. Los caracteres de los personajes están hábilmente delineados psicológicamente.
Es una historia de engaños y dudas. Nada parece honesto y directo; incluso el amor es perturbado por los celos. La tortura de Cavaradossi fuerza a Tosca a confesar, no a él mismo. Scarpia, el hombre más temido de Roma, es asesinado por una mujer dulce e inocente. Hasta los personajes secundarios como el sacristán y los guardias también actúan en forma deshonesta. El uso inadecuado de los objetos y las situaciones se utiliza sistemáticamente para crear una atmósfera asfixiante de duda y sospecha. Incluso algo tan definitivo como la ejecución de Mario resulta una "falsa simulación".
La obra comienza con la huida de la prisión de Angelotti, procónsul de la República de Roma, preso en el Castillo de Sant Angelo tras la caída de la República. Si bien es un personaje secundario, es el disparador de toda la trama.
El Barón Scarpia es el jefe de policía de Roma. Personaje siniestro y sádico, no va a dudar en hacer uso de su poder para su provecho personal y satisfacer su deseo.
Mario Cavaradossi es un pintor, amigo de Angelotti y amante de Tosca. Si bien no tiene una participación política activa, simpatiza con las ideas liberales. Cavaradossi es el instrumento de Scarpia para cumplir su doble objetivo de apresar a Angelotti y poseer a Tosca.
Tosca es una mujer cuya vida transcurre entre el arte y su amante Mario. Es sofisticada, con cierto aire de frivolidad y totalmente ajena a los acontecimientos políticos. Uno de los aspectos centrales de esta obra es la evolución que va sufriendo este personaje frágil, que envuelto en situaciones extremas jamás imaginadas alcanza el carácter de una verdadera heroína trágica.




Vissi d'arte, vissi d'amore,non feci mai male ad anima viva!...
Con man furtiva
quante miserie conobbi, aiutai...
Sempre con fe' sincera,
la mia preghiera
ai santi tabernacoli salì.
Sempre con fe' sincera
diedi fiori agli altar. Nell'ora del dolore

perché, perché Signore,
perché me ne rimuneri così?
Diedi gioielli
della Madonna al manto,
e diedi il canto agli astri,
al ciel, che ne ridean più belli.
Nell'ora del dolore, perché, perché Signore, perché
me ne rimuneri così?
non feci mai male ad anima viva!...
Con man furtiva
quante miserie conobbi, aiutai...
Sempre con fe' sincera,
la mia preghiera
ai santi tabernacoli salì.
Sempre con fe' sincera
diedi fiori agli altar.




Y brillaban las estrellas.

Y olía la tierra.

Chirriaba la puerta del huerto. 

Y unos pasos rozaban la arena. 

Entraba ella, fragante, 

caía entre mis brazos. 

Oh, dulces besos, oh, lánguidas caricias,

mientras yo, tembloroso, 

las bellas formas desataba de los velos. 

Se desvaneció para siempre mi sueño de amor. La hora ha pasado... 

¡Y muero desesperado! 

¡Y muero desesperado! 


¡Y jamás he amado tanto la vida!...
¡Tanto la vida!...


10 comentarios:

Dr.Mikel dijo...

Me gusta la frivolidad de Tosca, es una mujer muy inteligente, viviendo entre el arte y su amante, y permaneciendo totalmente ajena a los acontecimientos políticos.

Gemma dijo...

La superficialidad a menudo tan criticada y parece ser que es una virtud.

Besos, Mikel.

Miguel dijo...

Una obra seria y apta solo para los amantes de loa música. La trama me parece muy interesante. Y es que Napoleón me fascina.

Un beso.

LOLI dijo...

Que emocionante,podrias haber contado mas que me quede intrigada...y la opera no la entiendo,no entiendo que dicen...

BESAZOS GUAPA!!

Gemma dijo...

Es una obra perfecta para iniciarse en la ópera. Montserrat Caballé y Carreras también hicieron una representación estelar fabulosa, excelente...yo no la pude ver porque creo que fue en 1979 y apenas tenía yo cinco añitos recién cumplidos pero mi querido abuelo sí pudo asistir y quedó fascinado...ahora hacen una Piccola de Tosca en Roma, un buen pretexto para ir a la bota :D

A mí todos los conquistadores me parecen unos sanguinarios no me fascinan ni aún contrastando su gran valentía, soy anti bélica total aunque eso no significa que no quiera enterarme de sucesos históricos importantes y por atraerme me atrae más conocer el plan que la ejecución en sí del plan.

Ya me avisarás cuando des a Napoleoni en clase :DD

Un beso, Miguel.

Gemma dijo...

Hola Loli,

De eso se trata, de que te quedes con la miel en los labios :P

Bueeeno va, seré buena...

Acto I
Cesare Angelotti, un fugitivo prisionero político, entra apresurado en la Iglesia de Sant´ Andrea della Valle para esconderse en la capilla. Cuando se escondió, un viejo sacristán entra ahí, rezando al compás del Angelus. Mario Cavaradossi entra a trabajar en su retrato de Maria Magdalena – inspirado por la Marchesa Attavanti (la hermana de Angelotti), a quien había visto pero no conocía. Sacando un pedazo de la pieza de la cantante Floria Tosca, el compara su belleza con la de la rubia Magdalena (“Recóndita armonía”). El Sacristán se enoja y se va. Angelotti sale corriendo y es reconocido por su amigo liberal Mario, quien le da comida y lo mete rápido de vuelta en la capilla cuando Tosca escucha que lo llaman de afuera. Siempre sospechoso, ella le pregunta celosa, luego reza, y le recuerda sobre su cita esa noche en su villa. (“Non la sospiri la nostra casetta?”). De repente reconociendo a Marchesa Attavanti en la pintura, Tosca tuvo nuevas sospechas, pero Mario logró tranquilizarla (“Qual occhio al mondo”). Cuando se fue, Mario llamó a Angelotti para que salga de la capilla; un disparo avisó que la policía descubrió el escape, entonces los dos fueron rápidamente a la villa de Mario. Mientras tanto, el Sacristán volvió con unos niños del coro que iban a cantar en Te Deum ese día. Su emoción se acabó con la entrada del Barón Scarpia, jefe de la policía secreta, en busca de Angelotti. Cuando Tosca volvió a la Iglesia por su amor, Scarpia le mostró un abanico con el escudo de Avanti, que recién había encontrado. Pensando en la deslealtad de Mario, Tosca prometió venganza y se fue de la iglesia reverenciando. Scarpia, mandó a sus hombres para que la sigan hasta Angelotti, planeando tener a la diva en su poder (“Va, Tosca”).



Hay dos actos más que ya me contarás :D

Un beso gordo.

Novicia Dalila dijo...

Siento el retraso pero aunque he entrado varias veces, ninguna me ha dado tiempo a leerlo todo hasta hoy....

Tosca es una mujer cuya vida transcurre entre el arte y su amante Mario. Es sofisticada, con cierto aire de frivolidad y totalmente ajena a los acontecimientos políticos. Uno de los aspectos centrales de esta obra es la evolución que va sufriendo este personaje frágil, que envuelto en situaciones extremas jamás imaginadas alcanza el carácter de una verdadera heroína trágica.

Pones Mario en minúsculas y un acento a la "i" ("marío") y Tosca soy yo :P:P

¡¡¡Que romántica y trágica la historia, Gemma¡¡¡ Yo no soy de ópera, quizás porque nunca he intentado meterme en las historias y entenderlas, pero he leído que dices que Tosca es la obra perfecta para iniciarse en la ópera, así que tomo nota y me lo apunto en "pendiente"... La veré en algún momento de mi vida. No sé cuando tendré la oportunidad, pero lo haré. Por ti :D (y por mí, of course)

Un beso muy fuerte y feliz semana.

Gemma dijo...

Hola Novi,

Normalmente nos cuesta amar lo que desconocemos. Hoy en día la ópera está al alcance de todos, ya no es sólo un estímulo para los oídos de la clase burguesa, ahora llega a todos los públicos y se minimizan las grandes representaciones con las Piccolas que a pesar de no ofrecer toda la obra completa sí sintetiza las piezas más relevantes y preciosas, con esto se logra abaratar el coste total y poder llegar a todos los públicos.

Esa transgresión merece nuestra atención porque es muy emocionante escuchar en directo esas voces maravillosas y aprender o recordar pasajes históricos, por eso Tosca es una obra que atrapa, por eso es bonito iniciarse con ella. Aquí te lanzo más dosis de motivación, cuando veas una siguiendo esas pautas o consejos estoy convencida que te conmoverá mucho más la lírica a partir de ese momento, conocer es amar o detestar para siempre jajaja

Un beso y gracias por tu visita que siempre me anima.

LOLI dijo...

Muchas gracias GEMMA eres un sol ;)

BESAZOS ♥

Gemma dijo...

Gracias a ti bonita.

Bona nit, petonets :**