sábado, 11 de agosto de 2012

Speranze di Liberta

En qué piensan las estatuas cuando el contraluz enmudece la rúbrica del escultor?


Qué peregrina entre élla y el contraluz de un Miguel Ángel borrado de los libros de arte e historia?. Qué nos contaran las estatuas cuando las contemplemos sin prejuicios, cuando seamos capaces de olvidar su nombre?



En qué pensaremos cuando sus pupilas tengan forma de corazón?





Qué sucederá cuando la ignorancia nos permita hallar algo que jamás se ha escrito?

8 comentarios:

Temujin dijo...

A mi la ignorancia me ha permitido aprender múltiples materias. Quizás cuando las soluciones que empleamos fallan, es hora de cambiar de estrategias y atreverse...
Me han sorprendido las pupilas de David...

Gemma dijo...

Al objetivo de mi cámara llegaron a obsesionarle las pupilas de David... Me compré un par de libros en la Academia de Florencia, uno de ellos cuenta detalladamente, desde cualquier ángulo y perspectiva, quizás la obra más mundialmente conocida de Miguel Ángel, sin embargo, no encontré ninguna reseña que citara algo sobre las pupilas de David. Es algo que peregrina entre nuestra mirada y la de él. Tal vez antes de lanzarle la piedra a Goliat tuvo una corazonada :D

Novicia Dalila dijo...

Yo creo que hay obras que una vez terminadas, cobran vida propia. Es cierto que el mérito está en el artista que las hace, pero después, hablan por sí mismas...
Yo también estoy impresionada por las pupilas de David... No me había fijado nunca. Hablan, verdad?? Están vivas.
Me ha gustado mucho tu contracomentario al pater, Gemma. Es todo sensibilidad y delicadeza... ¡¡¡qué envidia me dasssssssssssssssss¡¡¡¡ :D

Un beso muy fuerte, ma cherie.

Gemma dijo...

Gracias Novi.

Aunque no siempre es posible me gusta no saber nada de una obra cuando la contemplo por primera vez, después cuando la he observado anhelo encontrar las palabras del artista, de historiadores y críticos de arte, pero en un principio lo que me gusta hallar es su sentimiento, su emoción, esa intimidad cruzada con la mía y con la vuestra, después. El David de Donatello por ejemplo no tiene nada que ver con el David de Miguel Ángel y en ese sentido podemos descubrir dos historias distintas.

Dos superbesos, ma chere Novi :D

Annie dijo...

Yo como mi parce tampoco me había fijado en las pupilas del David de Miguel Ángel, son impresionantes!!!!

Otra de las esculturas de este gran artista que me emociona mucho cuando la contemplo es La Piedad, casi puedo sentir el dolor de María, se me eriza la piel.

Tus preguntas me dejan cavilando, en este momento no se me ocurre una respuesta medianamente coherente para dejarte.

Besos mágicos y feliz inicio de semana

Gemma dijo...

Chicas, no me extraña que se os pasara ese detalle, son cinco metros más o menos desde los pies hasta las pupilas, las rodillas, las manos y el torso son realmente interesantes, despistan un montón ...ummm, para que luego digáis que os fijáis en la mirada...sí, sí...

La Piedad es otra de sus obras maravillosas...ya la comenté en otro blog anterior y quizás la traiga de nuevo aquí. Me gusta la gente a la que se le eriza la piel Annie.

Gracias por llegarme.

Besos, parcerita.



P.D. Qué significa parcerita??

Annie dijo...

Parcero(a) significa amigo(a) en antioqueño y abreviamos con el parce, que si te gusta Juanes se lo habrás escuchado e incluso uno de sus discos se llama así.

Si me lo permites, de ahora en adelante te llamaré parcerita.

Besos mágicos

Gemma dijo...

Pues me imaginaba algo así, Parce.

Si me llamas así, yo también voy a tratarte igual,así que tu misma :D

Un placer, me cojo toda la mágia que anda escasa Annie.

Besazos!