Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

Cuando nos perdimos

Era un día muy frío del mes de noviembre. El invierno asaltó al otoño de repente y se lo quitó todo con una nevada y una fuerte ventisca; en pocas horas, los ocres, los calderos, los burdeos, la intensa gama de amarillos, los verdes de agonizante clorofila y todos los tostados volaron violentamente por encima del paisaje mientras la nieve cuajaba las ramas de los árboles desnudos y  blanqueaba la espesa hierba enraizada al duro suelo. Ningún animal de sangre caliente se cruzó en el acosado paisaje,  todos parecían haber abarruntado el inminente asalto de las crudas manos del invierno y sus inhumanas exalaciones.
Por la mañana, tras su imperante e inquisidora conquista, el cielo invernal sonreía relajado con sus dorados rayos transparentes exaltando el azul ceniciento. Silencioso, apacible e  impecable el aire se filtraba gélidamente en nuestros cuerpos acelerando nuestras piernas con brío juvenil  hasta la pronunciada pared de piedra caliza. Nos pusimos los arneses y los pies de gato y…

La Armonía de las Esferas

En un remoto día,  Pitágoras, cogió la cuerda de una Lira y descubrió que pulsada al aire producía un sonido (nota) y que si dividía a la mitad la longitud de la cuerda, la nota era exactamente la misma, pero una octava más alta, más aguda. Seguidamente comprobó que si dividía en tres, en cuatro, o en cinco partes la cuerda, la armonía se mantenía.

Al mismo tiempo observó que si las fracciones no eran simples el sonido que se escuchaba entonces era disonante y se rompía la armonía. Este método es el que se sigue usando hoy día para afinar los instrumentos de cuerda.

Las matemáticas para la escuela Pitagórica eran fundamentales para explicar la estrecha relación entre los números y el arte (música) . Los pitagóricos estaban convencidos de que en los números estaban todas las cosas, desde las más pequeñas de la tierra, hasta las más lejanas del Universo. Fueron ellos los primeros en decir que los planetas son esferas y que la tierra gira alrededor del fuego que produce la noche y el dí…

El sentimiento del tacto

Cuando estudié en la Escuela de Arte lo que más me gustaba era modelar. Me encantaba deslizar mis manos por el barro y darle forma; formas que a veces obedecían a un modelo elegido por el profesor o, en otras ocasiones, a modelos propios de nuestra imaginación: "trabajo libre", así es como lo llamábamos cuando los modelos eran propios de nuestra imaginación.
Casi nunca el trabajo libre terminaba como lo había imaginado, raramente se parecía al boceto inicial que dibujaba en un papel como patrón de referencia y precisamente por eso, era libre, porque para mí él también tenía su razón de ser, aunque parezca de "pillados"  necesitaba escuchar y sentir con mis dedos por dónde se aposentaba mejor el barro, por qué altura y anchura y consistencia se sentía más cómodo, de esta forma se iban aglutinando mis ideas "con" las del barro para terminar formando ese trabajo libre, en una sola pieza.
A parte de modelar la arcilla otra de mis clases favoritas era la de dibu…

Il Vento

Se va,
todo se va.
No lo podemos frenar.
Todo lo que se va,
tiene que irse.



Las imágenes han dado la vuelta al mundo. Hace unos días Marco Simoncelli perdió la vida en la carrera de Sepang en Malasia. Mis retinas se quedaron congeladas en la curva número once del circuito, presenciando una absurda caída que le costaría la vida....en ese fatídico instante, un escalofrío recorrió mis piernas de arriba a abajo y una sensación pétrea se instaló en mi cuerpo durante varios minutos, me quedé literalmente "pillada" en esa curva, de hecho creo que todavía no he salido de ella. Día sí y día también esas imágenes regresan a mi mente en cualquier instante del día y es que,  pasarán días, antes no me quite de la cabeza a Simoncelli y a su familia.
Su juventud y sus ganas de vivir fueron motivos totalmente estériles en ese último segundo en que todo terminó para  Supersic.
Hace tiempo que he aceptado la apariencia de la muerte,  lo que no logro superar es ese último segundo, brutal, irre…

El secreto de los Dalí

En el año 1929 en una idílica cala del Cap de Creus, Dalí confesó su irrefrenable amor a Gala y ella, inmediatamente, le contestó: "a partir de ahora no nos separaremos nunca más".  XXI años después posaban así de juntos en su casa de Port Lligat. 
Port Lligat 1950
Llamo a mi esposa: Gala, Galuxka, Gradiva, porque ha sido mi Gradiva; Oliva por el óvalo de su rostro y el color de su piel; Oliveta, diminutivo de la Oliva, y sus delirantes derivados: Oliueta, Oriueta, Buribeta, Buriueteta, Suliueta, Solibubuleta, Liburibuleta, Ciueta, Liueta. También le digo Lionette, porque ruge, cuando se enfada, como el león de la Metro-Goldwyn-Mayer; Esquirol (ardilla), Tapirus, Pequeño Negus, porque se parece a un animado animalito selvático; Abella (abeja) porque descubre y me trae todas las esencias que se convierten en la miel de mi pensamiento en la colmena ajetreada de mi cerebro. Me trajo el raro libro de magia que había de nutrir mi magia, el documento histórico que probaba irrefuta…

Ellos son el Sol y Ellas la Luna

En los comienzos de la humanidad el hombre era depredador. Pero de pronto la invención de la agricultura vino a alterar profundamente la vida y el destino de la humanidad. El hombre de vagabundo y recolector se transforma en productor y se inventa el concepto tiempo: tiene que pensar en el futuro, labrar y sembrar hoy para recoger mañana. Estos cambios implicaron una revolución en el pensamiento. El hombre toma conciencia de los ritmos superiores que rigen el cosmos: ritmos en lo que también parece imperar en el concepto tiempo. 
La obsesión por propiciar y asegurar la fecundidad de la tierra y de los animales, de la que dependía la supervivencia de la comunidad, empezó a concretarse en unas prácticas religiosas de contenido astral. Estas se centraron en la estrella Spica y la luna. 
En los inicios de la civilización agrícola, hace más o menos 14.000 años, el equinoccio de primavera tenía su punto vernal (o punto del sol en el ecuador celeste) en la constelación que hoy llamamos Virgo y…

Anatomía de un juguete

Hans Bellmer estaba instalado en Berlín en el año 1933 cuando creó La Poupée (La Muñeca). La instantánea de su muñeca me resultó a primera vista inquietante; su desoladora e impactante composición condujo mi imaginación  por un periplo de mundos lejanos y cercarnos, oscuros, claros y grises.

No tardé apenas nada en abandonarlas para incurrir en otros mundos no tan infantiles, más adolescentes y maduros en los que igualmente está presente el miedo, el terror o la muerte pero en los que ya se huele el instinto convertido en deseo, mundos en los que la sensualidad se manifiesta con una naturalidad salvaje, escenarios en los que la seducción es un juego de miradas carnales, un juego de palabras maquilladas para ser indecentemente desmaquilladas, sensaciones en las que el sexo es un roce de cuerpos desatados, lujuriosos, encendidos con las brasas del pecado, con lo prohibido, con lo inmoral, con lo indecente... lo obsceno pervirtiendo, lo perverso azotando la lujuria, y la gula insaciable …

A cadena perpetua

No paró de nevar en toda la noche. El paisaje amaneció completamente blanco tras las cristaleras del salón.  La urbana postal monocromática no le alegraba ni el ánimo ni la vista, en realidad lo entristecía locamente. Era el peor invierno de su vida, sentía tanto dolor en su alma que era incapaz de disfrutar la espontánea sonrisa de los niños mientras construían encima de las aceras pequeños muñecos de nieve, tampoco seguía con entusiasmo el trayecto de las bolas bomba que cruzaban las calles de acera a acera...sin duda ya nunca más sería el mismo, sentía que su carácter se había transformado, ya no era alegre, pasional, decidido,  ya ni siquiera esperaba con anhelo la llegada de la primavera.
Sabía que su inmovilizante iceberg no se fundiría con los suaves arpegios que desprenden los árboles con los primeros calores, ya ni siquiera esperaba la eficaz e incandescente llama del verano, él sabía muy bien que nada derritiría su dura y gélida alma, ni siquiera la seductora ternura del sols…

Saturación.

Detesto la política porque me satura la mente tanta manipulación. Interés. Intereses. Dividendos. Estoy harta del catalán como tema político y de los catalanes como tema de manipulación. Estoy saturada de tanto español y de tanto españolismo fictício. Este malestar que se respira entre catalanes y no catalanes tan sólo me inspira una cosa que jamás pensé que podría llegar a pensar,  no tiene sentido ningún voto en esta democracia nuestra tan sumamente demacrada.
Quiero un dictador, un dictador que se cargue la imperfecta y corrupta democracia española. Estoy cansada de la eterna  ira contra los catalanes, españoles de segunda por defender una lengua propia cuando nosotros siempre hemos escrito y hablado la lengua nacional antes de que nos fuera impuesta por el régimen franquista. Lo que hizo el alcalde de Badalona es vergonzoso desde mi punto de vista como catalana adscrita al territorio español y simpatizante cultural de España, mi país, tal y como figura en mi DNI y pasaporte. Este f…

Momento íntimo: Grítame, necesito gritar...

Quiero compartir en petit comité una intimidad...  Soy tímida. Antes lo era mucho más pero sigo siéndolo. Estoy en un nivel que no me aísla, en el que soy capaz de comunicarme con soltura. Pero aún así, yo no sé si a vosotros os pasa, pero hay cosas que no compartiría con nadie y cuando digo nadie, es nadie. Soy incapaz de gritar en presencia de alguien, ni estando completamente fuera de mis casillas me libero gritando, es tal el impacto y desconcierto que me produce a mí que alguien me grite con ira que no me veo capaz yo de hacerlo. Sin embargo, a solas no digo que no lo haga, es más lo afirmo, afirmo que es sumamente liberador el quejido en forma de grito, pero ojo que no quiero gritos fríos ni estridentes...mi grito no va con el lenguaje de la ira...yo necesito un grito caliente, un grito tibio o ardiente, un grito lleno de alma, de alma negra acompañada con blues, como tiene que ser..os aseguro que funciona, es una terapia rapidita, ideal para tímidos que no pueden o no quieren co…

Oh! lalá...

Tienes los pies justo detrás de la línea, en pocos segundos sonará el pistoletazo de salida...llevas días mentalizándote, cogiendo la energía de tu propio testimonio como corredor de fondo desde parvulitos pero, ya no eres un párvulo o una párvula, hace mucho que te afeitas o que te depilas, has llegado a muchas metas sin que nadie cargue ya con tu mochila. Tu mentalidad de atleta está suficientemente entrenada para llegar a la meta. Tomas aire y lo retienes en tu tórax encorbado mientras flexionas el empeine y las rodillas como un muelle. El agobio te invade en el último segundo y diriges la mirada a tus iguales...sospesas mentalmente sus mochilas, algunos llevan un peso mórbido a sus espaldas y, aunque lo hacen impasibles, por un momento te apiadas de su muelle y de sus lumbares.
Hace calor, mucha calor, estás sudando tu camiseta nueva como nunca sudaste la bata de rallas que llevaba cosidas tus iniciales en el cuello... ya nadie te borda tus iniciales...sabes de sobra quién eres y s…

Hello Kitty!!

El pintor surrealista Chagall apuntó que "el arte es sobre todo un estado del alma". Hoy por hoy ni la mística ni la filosofía ni los psicoanalistas podrían hacer entendible el inescrutable léxico de todo aquello que se vende como arte, menos aún, un público, que sin ser excesivamente erudito tenga el concepto de arte extasiado de belleza desde aquella vez que sus retinas se empaparon de finura preciosista al contemplar una escultura de Miguel Ángel, Bernini o Donatello, o de ese otro público que sin palabras contempló atónito un cuadro de Velázquez, Dalí o Sorolla. 
Lo más normal del mundo es que te sientas estafado cuando tus insumisas pupilas choquen con ese arte en forma de latas de refresco o de macarrones a la puttanesca, inconvenientemente presentados, junto a un cuerpo de resinas en hiperrealista estado de descomposición, para culminar el conjunto con un par de huevos estrellaos que por su localización, sin duda representan, los testículos del cuerpo inanimado;  lo má…

Si tú me dices ven...no dejo nada.

La mayoría de nosotros llegamos a las vacaciones con la imperiosa necesidad de quitarnos el reloj. El "tiempo" ataca silenciosamente como el colesterol y nos estresa porque va unido a la fórmula de la velocidad. Tan es así, que un publicista se preocupó en endulzar un momento de pausa bautizándolo con el nombre de la  barrita de chocolate "kit kat".
Vivimos aceleradamente porque todo tiene que ocurrirnos en veinticuatro horas; en un día deben pasarnos infinidad de cosas porque sino nuestra vida no es vida, pasen y lean, siéntanse identificados: tenemos que ser magistrales en todo, tener el mejor currículum de todos los candidatos al puesto mileurista, experiencia laboral más larga que nuestra propia vida, dominar de tres a cinco idiomas, no vale dominar la lengua, unos cuantos másters que por narices papi tendrá que pagar porque tú en tu vida todavía no has reunido lo suficiente para pagar un máster, un cuerpo danone aunque yo, ya puestos a joder, prefiero los cuerp…

Día dos.

Aviso a la población: el simulacro de libertad ha resultado ser una utopía.


Nadie es libre, hasta los pájaros están encadenados al cielo. (Bob Dylan)
                             Ya tenemos una realidad, ahora sólo nos falta ser positivos...

Frigopasión.

Él, se había quedado dormido enfrente del televisor. Ella, tenía sed. Abrió el frigorífico y lo cerró con gesto hermético al inventariar entre los refrescos azucarados y los lácteos una botella de agua mineral con la cantidad suficiente para llenar una tacita de café. Deambuló semi desnuda  hasta el baño sin comprender una vez más como alguien es capaz de dejar una botella vacía refrigerándose en la nevera; se encerró en el baño alejándose de los dramáticos ronquidos del salón y allí, se recogió su larga melena con una pinza y se cepilló los dientes con su dentífrico de viaje, de sabor a fresa. Salió del baño y cruzó la atmósfera rem para salir al balcón. El balcón, era el único espacio del inmueble dotado de cobertura telefónica; enseguida sonó la corta locución de su móvil acompañando un mensaje ¿te apetece un helado? estoy abajo, necesito verte.
Aquel mensaje le erizó la piel de todo el cuerpo en un segundo. No estaba segura de si la adrenalina le subía o le bajaba por las piernas…

Día uno.

Medio sol en el horizonte.
Su otra mitad nadaba hacia nosotros abrazando medio mar y como si se tratara de resolver un acertijo, A.,  me dijo:

"Muéstrame como andas y te mostraré como sonríes".

Sssshhhhhhh....baja la tele que no oigo la radio!!

Hay muy pocas cosas que no soporto en comparación a las que soporto. Eso es algo contrastado para quién comparte mi vida en el día a día. De esas poquitas cosas, la mayoría aquí no interesarían y por no aburrir voy a compartir tan solo una.
Es frecuente ver al ex fumador empedernido meterse agresivamente con el que todavía fuma; al ex-lector semanal de revistas del corazón despellejar al que todavía las lee; al diabético harto de dulce amargarle los postres al que solo postrea el chocolate una vez a la semana, al que se medica para el colesterol hacer aborrecer el huevo hasta a la gallina, pues con la tele-basura, pasa exactamente lo mismo, si la miras te dicen eso de "a ver si te culturizas de otra forma" o "¿cómo miras esas cosas?" y  "cuídate la cabecita"... 
Estaremos de acuerdo en que la mayoría de medios tipo "caja tonta" no están hechos para culturizar sino que están diseñados para entretener, que nadie vaya a comprarse un plasma pensand…

Mother

Una lágrima puede ser como un océano de grande. Sin embargo, ninguna lágrima podría sofocar un incendio en medio de un bosque.

Cuando hablamos de desastres naturales, nos referimos a lo que sucede tras un tornado, un tsunami, un huracán, un terremoto o la erupción de un volcán, todos ellos fenómenos de la naturaleza, sucesos que el hombre no puede mitigar ni evitar.  Pero la humanidad atenta, contamina y pone en peligro a su Madre. Mientras unos juegan con la radioactividad, Ella se activa en cualquier radio. 




Se revela y juega con nuestros instrumentos de mediciones y tablas periódicas.
Ella y Nosotros, sus útiles y nuestros utillajes en absoluta sinergia...



......con Dios?



.
Sabías que...
Una erupción límnica es la repentina liberación de gas asfixiante o inflamable de un lago?. Y que hay tres lagos en todo el mundo que pueden liberar esas cantidades de gas, letales? Pues sí...  En 1986 una erupción límnica de 1,6 millones de toneladas de CO2 del Lago Nyos (Camerún) asfixió a 1.800 personas …